¿Cuál es la diferencia entre especias y condimentos?

Todas las especias son condimentos, pero no todos los condimentos son especias. Estos términos suelen confundirse y ser mal utilizados, cuando existe una diferencia grande entre ambos.

Las especias son siempre de origen vegetal. Estas pueden ser en polvo, enteras o en trozos, o las famosas mezclas de especias indias, conocidas como masalas, que incluyen una variedad de especias juntas, al igual que las 5 especias chinas.

Las especias pueden ser raíces, rizomas como el jengibre, bulbos, cortezas, hojas, tallos, flores, frutos o semillas. Podemos encontrar las más utilizadas o comunes en Occidente, como el comino, nuez moscada, azafrán, la pimienta, clavo de olor, cilantro, el pimentón, mostaza, las semillas de sésamo o ajonjolí, anís estrellado, hinojo y muchas más.

Otras especias menos conocidas y más utilizadas en Oriente son el cardamomo, fenogreco, también conocido como alholva, las semillas de cilantro; la asafétida, que es la resina de un árbol con un olor muy fuerte, que en algunas partes de India, por ejemplo, se utiliza como sustituto del ajo.

Por otro lado los condimentos abarcan mucho más que las especias, ya que pueden ser de origen vegetal, mineral o animal, y su finalidad es potenciar o exaltar el sabor, color u olor de los alimentos. Muchos condimentos también se utilizan para preservar los alimentos, como el caso de la sal y el vinagre.

Dentro de los condimentos, encontramos la sal, que es de origen mineral y algunas personas la incluyen en la lista de especias, erróneamente; el vinagre, el limón, el muy satanizado glutamato monosódico, cebolla, ajo, las esencias como la de vainilla o almendras, extractos, salsas, edulcorantes, espesantes, siropes, entre otros.